Tag Archives: faunasilvestre

liberación animales tenerife medio ambiente josé antonio valbuena

El Área de Medio Ambiente libera 18 animales atendidos en ‘La Tahonilla’

CabildodeTenerife No Comments

12 cernícalos, un búho adulto, una lechuza y cuatro erizos morunos rescatados en distintos puntos de la Isla, vuelven a vivir en libertad.

Cuidar nuestro entorno y la fauna que vive en nuestra tierra, es imprescindible para mantener la estabilidad medioambiental. Que los más pequeños aprendan con hechos, que la vida es la apuesta de futuro, es sin duda, un objetivo a alcanzar en nuestra isla.

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre ‘La Tahonilla’, atendió en sus instalaciones dependientes de la Corporación insular durante el pasado 2016 a más de 4.000 animales de 93 especies distintas como tortugas marinas, mirlos y crías de pardelas, entre otras. Estos ejemplares de animales accidentados son recogidos por los ciudadanos y por diferentes organismos públicos, como los cuerpos policiales, así como por otro tipo de entidades colaboradoras, como clubes de buceo, muelles deportivos y cofradías de pescadores.

José Antonio Valbuena destaca “el gran trabajo que realizan los profesionales del área de Educación Ambiental y del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre para que esta experiencia inolvidable llegue al mayor número de escolares posible cada año”.

La concienciación y respeto a los animales que habitan en nuestro territorio, es una asignatura que se lleva a cabo desde edades tempranas, porque solo así podremos conseguir una isla responsable con el medio ambiente en todo lo que este representa. Esta experiencia en el entorno del Barranco de la Arena, será un recuerdo positivo para todos aquellos que participaron en la misma.

Galería de imágenes | La Opinión de Tenerife

La pardela pica… y lo sabes

CabildodeTenerife No Comments

La pardela cenicienta pasa la mayor parte de su vida en el mar. Pero

nadie ha inventado para ella una colchoneta hinchable que le permita

estar más cómoda. Ni unas gafas de sol. Ni un sombrero de paja…

Si tuviera la colchoneta no tendría que volver a los acantilados a

poner y cuidar su huevo. Y no estaría con el alma en vilo pensando

en su polluelo y en las malditas luces que lo deslumbran y lo hace

caer a tierra.

 

pardela_ok_fbk

Y encima, el científico de turno le puso de apellido cenicienta. Su

color no es como la ceniza, es un azul panza burro. Es que no saben…

Por esas cosas, las pardelas llevan toda la vida con un enfado

contenido que transmiten a sus polluelos. Si te los encuentras, debes

introducirlos con cuidado en cajas de cartón, y no darles de comer, ni

de beber. Pero sobre todo, no las acaricies, las pardelas pican… y lo

sabes. O deberías saberlo.

Pero no pican porque sí, pican porque no les gusta que las llamen

cenicienta. Ellas son las princesas del mar. ¡Faltaría más!