Los Espacios Naturales Protegidos aquellos espacios del territorio nacional, incluidas las aguas continentales y las aguas marítimas bajo soberanía o jurisdicción nacional, incluidas la zona económica exclusiva y la plataforma continental, que cumplan al menos uno de los requisitos siguientes y sean declarados como tales:

  • Contener sistemas o elementos naturales representativos, singulares, frágiles, amenazados o de especial interés ecológico, científico, paisajístico, geológico o educativo.
  • Estar dedicados especialmente a la protección y el mantenimiento de la diversidad biológica, de la geodiversidad y de los recursos naturales y culturales asociados.

En función de los bienes y valores a proteger y de los objetivos de gestión a cumplir, los Espacios Naturales Protegidos, ya sean terrestres o marinos, se clasifican en cinco categorías básicas de ámbito estatal, establecidas por la Ley 42/2007, de 13 de diciembre. Sin embargo, dado que la mayoría de las Comunidades Autónomas han desarrollado legislación propia sobre espacios protegidos, existen en la actualidad en España más de 40 denominaciones distintas para designar a los Espacios Naturales Protegidos.

La Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos se compone de 146 Espacios, que en su conjunto constituyen aproximadamente el 40% de la superficie del Archipiélago. Esta red es un sistema de ámbito regional en el que todas las áreas protegidas se declaran y se gestionan como un conjunto armónico con un propósito común: contribuir al bienestar humano y al mantenimiento de la biosfera mediante la conservación de la naturaleza y la protección de los valores estéticos y culturales presentes en los espacios naturales.

Las categorías de protección que integran esta Red son los Parques Nacionales, Parques Naturales y Parques Rurales, las Reservas Naturales Integrales y las Reservas Naturales Especiales, los Monumentos Naturales, Los Paisajes Protegidos y los Sitios de Interés Científico, además de las categorías de rango internacional.

Así los Parques Nacionales y Naturales son las áreas mejor conservadas, donde la presencia del hombre es menor, en ellos el uso público y el favorecer el contacto del hombre con la naturaleza es por sí mismo el objeto de conservación. La diferencia entre ambas categorías es que el Parque Natural es declarado por la Comunidad Autónoma y gestionado por el Cabildo de la isla donde esté ubicado, mientras que en el caso de los Parques Nacionales la declaración corresponde al Estado.

Los Parques Rurales son áreas donde se mezclan entornos naturales con otros transformados por la acción del hombre, pero cuya presencia se considera como un componente mas y vital del ecosistema que hay que conservar. Las Reservas Naturales Integrales son las categorías más restrictivas, ya que en ella se limitan casi todos los usos, mientras que en las Reservas Naturales Especiales admiten usos científicos, educativos y excepcionalmente de carácter tradicional. Los Sitios de Interés Científico son áreas puntuales que se protegen para la conservación de un recurso biológico concreto.

Finalmente, los Paisajes Protegidos y Los Monumentos son áreas de gran extensión los primeros, y de dimensiones moderadas los segundos, cuyo objeto de protección es fundamentalmente estético por la importancia de los valores panorámicos o emblemáticos que encierran.

En Tenerife, el número de Espacios Naturales Protegidos es el siguiente, divididos por categorías de protección:

Parques Nacionales.- 1

Reservas Naturales Integrales.- 4

Reservas Naturales Especiales.- 6

Parques Naturales.- 1

Parques Rurales.- 2

Monumentos Naturales.- 14

Paisajes Protegidos.- 9

Sitios de Interés Científico.- 6

Para conocer los ENP de Tenerife en detalle puede accedera a:

http://www.gobiernodecanarias.org/cmayot/espaciosnaturales/informacion/tf_todo.html