Los Roques de Tenerife

Roques de Anaga

Los Roques de Tenerife

CabildodeTenerife No Comment
Uncategorized

Todos sabemos que Tenerife es una isla llena de tesoros naturales, unos menos conocidos que otros, pero no por ello dejan de ser espectaculares.

En esta ocasión nos toca hablar de los diferentes “Roques” que encontramos a lo largo y ancho de la geografía insular. Los podríamos definir como un monolito natural, resto erosivo aislado que destaca sobre una cumbre, también se pueden designar como un peñón sobre el mar. (según la Academia Canaria de la Lengua).

Dada la cantidad de éstos que encontramos en la isla, hablaremos de los que podrían ser los más significativos:

  • Roque de Taborno:

Uno de los más emblemáticos y más característicos que existen en Tenerife, situado en Anaga, en el lomo que separa los barrancos de Tamadiste y Taborno, situado en el caserío del mismo nombre. Un roque basáltico con forma de pilar, producto de la erosión de la tierra hace varios miles de años.

  • Roques de Anaga:

El conjunto se compone de dos roques aislados en frente de la costa noreste de Anaga, dos pitones sálicos pertenecientes a la serie antigua de Anaga, principalmente constituidos de fonolitas. Por una parte encontramos El Roque de Tierra, el cual es de mayor tamaño, conectado con Anaga por un brazo semisumergido de tierra, transitable durante la marea baja. El Roque es bastante abrupto y resulta difícil de ascender, sobre todo en su cúspide, donde se localiza un peñasco de paredes denominado La Pica. En segundo lugar, tenemos el denominado Roque de Fuera es más pequeño, de forma alargada, con dos vértices, el Picacho y La Pica de Tierra. Ambos roques en conjunto forman la Reserva natural integral de los Roques de Anaga.

  • Roques de García:

Situados en el Parque Nacional del Teide, son unas enormes formaciones rocosas compuestas por la acumulación de varias capas de diferentes materiales, que antes de que la erosión las fuera desgastando,  formaban una pared que hacía de frontera entre las dos calderas que conforman Las Cañadas. Se caracterizan por su perfil aserrado debido a la diferente resistencia a la erosión de los materiales que los componen: diques y pitones fonolíticos, de gran resistencia mecánica, y rocas que son desmanteladas con facilidad por los agentes erosivos. Del conjunto de roques podemos destacar el denominado Roque Cinchado, desde ellos podemos disfrutar de una panorámica espectacular del Valle de Ucanca, situado al oeste del Parque Nacional.

  • Roque Anambro.

Este característico roque, es un domo volcánico ubicado en el Macizo de Anaga.  Se trata de un pitón fonolítico que adopta forma de aguja vertical de unos 75 m de altura visible. El Roque Anambro, junto al llamado Roque Chinobre, establecen la frontera sur de la Reserva Natural Integral del Pijaral, integrada en el Macizo de Anaga y ambos constituyen sendos elementos singularizados del paisaje, con un alto interés científico.

Leave a Reply