El Cabildo de Tenerife, a través del área de Medio Ambiente, retiró durante el pasado mes de abril unas 30 toneladas de residuos vegetales de especies exóticas invasoras que ponen en peligro el ecosistema de la Isla. Las actividades se centraron en los municipios de Buenavista del Norte, Santiago del Teide, La Orotava e Icod de Los Vinos. De igual forma, se actuó en entornos naturales protegidos como los Parques Rurales de Teno y Anaga, las Reservas Naturales Especiales del Barranco del Infierno y El Chinyero y los Paisajes Protegidos de Rambla de Castro y La Culata.

Entre las especies que se han tratado a lo largo de este período se encuentran la Pluchea ovalis, el Pennisetum setaceum, el Ricinus communis, la Datura stramonium, la Ulex europaeus, la Lantana camara, la Crassula lycopodioides o el Arundo donax, entre otras. Los residuos vegetales han sido trasladados al Complejo Ambiental de Tenerife para su correcto tratamiento. Para estas labores de control y erradicación se cuenta con la participación de medio centenar de operarios especializados, incluyendo profesionales formados en trabajos verticales para poder actuar en zonas de difícil acceso, como laderas y barrancos.