Corujas

Corujas

CabildodeTenerife No Comment
Uncategorized

Las rapaces nocturnas se encuentran especialmente adaptadas a la vida crepuscular. Están dotadas de una serie de atributos comunes, entre los que destacan las características de los ojos y oído, el colorido del plumaje, las técnicas de caza, etc. Los ojos de las rapaces nocturnas son grandes, con una retina que le permite distinguir los objetos en la oscuridad, pero que en contrapartida tiene una pobre visión de los colores. Los ojos están situados en la parte frontal del cráneo, lo que les aporta una amplia visión binocular con la que pueden apreciar las distancias. Gozan de gran capacidad auditiva. Aunque los búhos tienen sobre los oídos unos penachos de plumas, que se asemejan a orejas, las rapaces carecen de pabellón externo. Debido a sus hábitos crepusculares,  son  especies  relativamente  poco  conocidas,  y  no  se  tiene  mucha  información  acerca  de  sus poblaciones, aunque se conoce el tipo de alimentación gracias a las “egagrópilas”. Son pequeñas pelotas que vomitan, en las que encontramos restos de las presas que ingieren. Aunque capturan una amplia variedad de presas, una gran parte de su dieta está integrada por roedores.

La coruja, más conocida como lechuza, es una de las dos rapaces nocturnas presentes Tenerife.

Es un ave de tamaño medio, de unos 40 cm de longitud y casi un metro de envergadura. Como todos los búhos tiene un característico disco facial, siendo característica en esta especie la forma de corazón y su color blanco.

Posee un plumaje dorado parduzco en el dorso y cabeza, siendo blanco el resto del cuerpo. Los tarsos están emplumados, y tienen los dedos cubiertos con plumas modificadas de color grisáceo.

Su dieta se compone de pequeños roedores y reptiles, así como invertebrados, que captura gracias a su fino oído y su vuelo extremadamente silencioso.

Su hábitat se encuentra en zonas rurales cerca de los asentamientos humanos, donde se la puede observar volando al atardecer entre las construcciones.

En Canarias está representada por dos subespecies: alba, presente en El Hierro, Tenerife y Gran Canaria, estando dudosa su presencia en La Palma y La Gomera; y la subespecie gracilirostris (Hartert, 1905) en las islas orientales y extinta en La Gomera y Gran Canaria.

El Búho chico, también conocido como Coruja en algunas zonas, habita en Gran Canaria, Tenerife, La Gomera, La Palma y El Hierro, donde es relativamente común y ocupa una mayor variedad de hábitat que la lechuza común (cardonal-tabaibal, cultivos, barrancos y masas boscosas), predominando en zonas bajas y de medianías.

Es una rapaz de mediano tamaño (34 cm). Su plumaje es de color pardo ocre, densamente listado y moteado de oscuro, con “orejas” (penacho de plumas) largas que son visibles cuando está alarmado, y dedos emplumados. Sus ojos son anaranjados.

Aunque  popularmente  ha  gozado  de  una  mala  fama  injustificada, constituye  un  buen  aliado, pues  se  alimenta principalmente de ratas y ratones. No obstante, también captura reptiles, aves e insectos, y en alguna ocasión murciélagos. Nidifica en grietas, árboles, palmeras, en el suelo, etc.coruja

Imagen.- http://floradeanaga.blogspot.com.es/2009/11/fauna-la-coruja.html

Leave a Reply