Consejos para senderos de gran recorrido (GR).

Consejos para senderos de gran recorrido (GR).

CabildodeTenerife No Comment
Uncategorized

Como bien hemos apuntado en post anteriores, lo principal que hay que hacer a la hora de realizar una actividad como el senderismo es tener previsión y planificar lo que vamos a hacer, es decir, conocer de manera previa el lugar al que vamos a realizar la actividad, conocer la previsión meteorológica para el día de la actividad, para evitar  “sorpresas inesperadas” en cuanto al tiempo y todo esto nos lleva a la preparación del material que vayamos a llevar, ya que en función de lo anterior, el material que llevemos en la mochila puede cambiar.

Recordar que hay tres tipos de senderos:

  • Sendero Local. Se identifica con los colores blanco y verde, y con las siglas SL. Su longitud es de menos de 10 kilómetros.
  • Sendero de Pequeño Recorrido. Se identifica con los colores blanco y amarillo, y con las siglas PR. Su longitud oscila entre los 10 y los 50 kilómetros; alguno de estos senderos posee menos de 10 kilómetros, pero se han clasificado como PR debido a la pendiente del terreno, que añade mayor dificultad para la realización de la ruta.
  • Sendero de Gran Recorrido. Se identifica con los colores blanco y rojo, y con las siglas GR. Estos grandes trayectos se realizan en varias jornadas, dado que su longitud es superior a los 50 kilómetros.

Todo lo anterior, en relación a la planificación antes de comenzar la actividad, hay que tenerlo en cuenta siempre, pero en el caso de querer realizar un sendero de gran recorrido (GR), de los cuales en Tenerife tenemos uno, el GR – 131, pues más aún.

Por las distancias a recorrer, cualquier planificación previa hay que detallarla minuciosamente, como por ejemplo, el tiempo que podemos invertir en realizar el recorrido, posibles puntos para pernoctar, en el caso de realizarlo en varias jornadas y necesitar una zona donde acampar. También debemos tener en cuenta si existen y cuantos puntos para aprovisionarnos de agua hay en el recorrido y si existen zonas de descanso, aparte de las de pernocta. Aparte de todos estos consejos, siempre hay que aplicar el sentido común.

No hay que olvidar que las actividades en la naturaleza conllevan riesgos inherentes a las circunstancias  de  cada  momento,  por  lo que el  senderista debe estar atento y actuar con la máxima precaución ante las dificultades sobrevenidas.

Fotografía de Diario de Avisos

Fotografía de Diario de Avisos

Leave a Reply

Categorías