Aves nidificantes en Tenerife.

Aves nidificantes en Tenerife.

CabildodeTenerife No Comment
Uncategorized

En Tenerife nidifican unas 56 especies de aves, de las cuales 25 corresponden a paseriformes y 31 a no paseriformes, siendo la isla del archipiélago donde nidifica el mayor número de aves.

Sin embargo, las poblaciones son pequeñas y dos especies – Milano real y alimoche – se han extinguido en los últimos años, encontrándose otras, como el águila pescadora, halcón de Berbería, cuervo, etc. gravemente amenazadas.

La isla de Tenerife alberga tres de las cuatro especies endémicas de Canarias (Pinzón azul, paloma rabiche, paloma turqué) y los tres endemismos macaronésicos (Canario, bisbita caminero y vencejo unicolor).

Asimismo, la subespecie Dendrocopos major canariensis del Pico picapinos habita exclusivamente en Tenerife, mientras que otras subespecies habitan también en otras islas.

Actualmente en la isla de Tenerife hay declaradas tres Zonas de Especial Protección para las Aves:

  • Teno (1.345 has): por la existencia de las especies orníticas Pardela Cenicienta, Gavilán, Aguila Pescadora, Paloma Turqué y Paloma Rabiche.
  • Anaga (14.199 has): por la existencia del Petrel de Bulwer, Pardela Chica, Pardela Cenicienta, Paíño de Madeira, Gavilán, Paloma Rabiche y Paloma Turqué.
  • Tigaiga (1.735 has): por la presencia de Gavilán, Paloma Turqué, Paloma Rabiche y Pardela Pichoneta.

Dichas Zonas también están declaradas Espacios Naturales Protegidos y Lugares de Importancia Comunitaria (LIC).

Las aves es el grupo de vertebrados más destacado, con 56 especies que se reproducen en Tenerife y 4 especies exclusivas del Archipiélago: el pinzón azul del Teide (Fringillia teydea teydea), la paloma turqué (Columba bolli), la paloma rabiche (Columba junoniae) y el mosquitero canario (Phyloscopus canariensis), como comentábamos anteriormente.

Como ejemplo, las características de estas cuatro especies endémicas son las siguientes:

El pinzón azul predomina en los bosques de pinar, tanto natural como repoblado, aunque se da más en los que poseen un sotobosque de escobón (Chamaecytisus proliferus). Es uno de los endemismos canarios más conocidos y diferenciados, con una subespecie en Tenerife (F.t. teydea) y otra en Gran Canaria (F.t. polatzeki). Su alimentación consta de semillas de pino, codeso y escobón. Tanto en los pinares como en el monteverde, se puede observar al pinzón vulgar o ‘tintillón’ (Fringilla coelebs tintillón), que tiene tres razas en Canarias. También es conocido popularmente como ‘pájaro de monte’ o ‘chau-chau’.

Las paloma turqué y la rabiche se pueden considerar como reliquias vivientes que han permanecido en las Islas desde la Era Terciaria.

Su hábitat es la laurisilva y está presente en Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, aunque debió también poblar los bosques de Gran Canaria antes de que desapareciera su laurisilva, a finales del siglo XIX. Su alimentación está constituida por frutos de algunos árboles como el laurel, barbusano, viñátigo, faya, etc. Ponen un único huevo, la paloma turqué elabora sus nidos en plataformas de ramas poco elaboradas (sobre todo en brezos), y la rabiche prefiere grietas, pequeñas cuevas, repisas naturales o incluso el suelo.

El mosquitero canario, muy común en todas las Islas excepto en Lanzarote y Fuerteventura, se encuentra en todo tipo de ambientes desde costa a cumbre. Se alimenta de insectos, y también es denominado ‘hornero’ por la forma que tiene su nido. Además de estas 4 especies endémicas, hay muchas diferentes, de las que sólo citaremos las más destacadas y conocidas.

Leave a Reply