El mes pasado, Agentes de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Tenerife recibieron la denuncia de una vecina de Arafo por la muerte reciente de 6 gatos tras un presunto envenenamiento y/o intoxicación. Los Agentes se han desplazado a la zona en varias ocasiones para realizar inspecciones en busca de cebos envenenados u otros indicios, así como aumentar la vigilancia en el entorno de los posibles envenenamientos. Se ha realizado también el levantamiento de uno de los cadáveres para realizar el correspondiente análisis toxicológico que permita esclarecer las causas de los sucesos. Recordamos que no está permitido el uso irregular de cualquier sustancia tóxica o veneno, y que estas actuaciones pueden constituir incluso un delito tipificado por el Código Penal. Los Agentes continuarán trabajando en la zona para intentar evitar nuevos casos y esclarecer la situación.