Monthly Archives:Enero 2017

Senderos para personas con movilidad reducida

CabildodeTenerife No Comments

Tenerife posee una red de senderos y caminos envidiable, que nos permite disfrutar de una riqueza natural y patrimonial. Descubrir lugares en los que se detiene el tiempo y donde la naturaleza nos rodea.

Nuestro entorno, el cual debemos cuidar y respetar, es patrimonio de todos, por lo que desde el Área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife se están llevando a cabo una serie de actuaciones con el fin de adaptar algunos senderos para que las personas con movilidad reducida puedan disfrutar de ellos y del entorno. Estas actuaciones tienen como objeto la  mejoría en el tránsito de las personas con movilidad reducida por estos senderos, de tal forma que podrán disfrutar del recorrido en buenas condiciones.

En las últimas actuaciones al respecto, los senderos en las que se llevan a cabo estos trabajos son tres senderos situados en el Parque Nacional del Teide, en los que se han adecuado las pendientes y el firme  a lo largo de su trazado, estableciendo ensanchamientos puntuales de las plataformas para permitir el cruce de sillas de ruedas. Asimismo, se contempla la construcción en ciertos puntos de pasos de agua, señalización e instalación de equipamiento complementario (mesas interpretativas, pasamanos, barandillas) para personas con discapacidad visual y movilidad reducida y apoyos isquiotibiales en acero corten.

Si hablamos de senderos adaptados, uno de los más conocidos en Tenerife es el situado en el Parque Rural de Anaga, en la Cruz del Carmen, el llamado El Sendero de los Sentidos que transcurre por un antiguo camino real que unió los pueblos de Anaga con la ciudad de La Laguna. Propone diferentes experiencias a través del olfato, la vista y el tacto con los que descubrir distintos elementos del entorno. A lo largo del recorrido, los paneles con signos sensoriales (nariz, mano, ojo) intentan captar la atención de los usuarios para que huelan, toquen o miren algún elemento determinado del sendero. De las tres rutas que se pueden realizar en esta zona, el Sendero número  1, el más corto, está provisto de una pasarela y una pequeña terraza, por lo que está adaptado para personas con discapacidad motora o sensorial.