Monthly Archives:Mayo 2016

Red Natura 2000.

CabildodeTenerife one comments

Natura 2000 es una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad. Consta de Zonas Especiales de Conservación (ZEC) establecidas de acuerdo con la Directiva Hábitat y de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) designadas en virtud de la Directiva Aves.

Su finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat en Europa, contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad. Es el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea.

La Directiva 92/43/CE relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres (o Directiva Hábitats) crea en 1992 la Red Natura 2000:

“Se crea una red ecológica europea coherente de zonas especiales de conservación, denominada ‘Natura 2000’. Dicha red, compuesta por los lugares que alberguen tipos de hábitats naturales que figuran en el Anexo I y de hábitats de especies que figuran en el Anexo II, deberá garantizar el mantenimiento o, en su caso, el restablecimiento, en un estado de conservación favorable, de los tipos de hábitats naturales y de los hábitats de las especies de que se trate en su área de distribución natural” (artículo 3.1, Directiva Hábitats)

El objetivo de la Red Natura 2000 es por tanto garantizar la conservación, en un estado favorable, de determinados tipos de hábitat y especies en sus áreas de distribución natural, por medio de zonas especiales para su protección y conservación.

La superficie terrestre de España se distribuye por las regiones biogeográficas Atlántica, Alpina, Macaronésica (en la que quedaría englobada Canarias) y Mediterránea. Las aguas marinas de soberanía o jurisdicción española se extienden, a su vez, por las regiones marinas Atlántica, Macaronesia y Mediterránea.

Los espacios que forman parte de Natura 2000  en Tenerife se clasifican en dos tipos, siendo los siguientes:

Zonas Especiales de Conservación (ZEC)

Son áreas de gran interés medioambiental para la conservación de la diversidad, las cuales han sido designadas por los estados miembros de la Unión Europea para integrarse dentro de la Red Natura 2000, conforme a la directiva comunitaria 92/43/CEE, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. Los territorios ZEC han debido ser previamente Lugares de Importancia Comunitaria.

Franja marina Teno – Rasca Parque Nacional del Teide Ijuana
El Pijaral Los Roques de Anaga Pinoleris
Malpaís de Güímar Montaña Roja Malpaís de la Rasca
Barranco del Infierno Chinyero Las Palomas
Corona Forestal Barranco de Fasnia y Güímar Montaña Centinela
Montañas Ifara y los Riscos Roque de Jama Montaña de Tejina
Roque de Garachico Rambla de Castro Las Lagunetas
Barranco de Erques Acantilados de la Culata Los Campeches, Tigaiga y Ruiz
La Resbala Acantilado de la Hondura Tabaibal del Porís
Interián Barranco de Ruíz Anaga
Teno Cueva del Viento Barranco de Niágara
Barranco de Orchilla Barranco de las Hiedras – El Cedro Acantilado costero de Los Perros
Riscos de Lara Laderas de Chío Sebadales del Sur de Tenerife
Cueva marina de San Juan Barranco de Icor Lomo de Las Eras
Sebadal de San Andrés Barranco Madre del Agua Costa de San Juan de la Rambla
Sebadales de Antequera Piña de Mar de Granadilla

Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA)

Categoría de área protegida catalogada por los estados miembros de la Unión Europea como zonas naturales de singular relevancia para la conservación de la avifauna amenazada de extinción, de acuerdo con lo establecido en la directiva comunitaria 79/409/CEE y modificaciones subsiguientes («Directiva de Aves» de la UE).

Acantilados de Santo Domingo Anaga
Montaña Roja Montes y cumbre de Tenerife
Rasca y Guaza Roque de Garachico
Roque de la Playa Teno

 

Los Helechos en Tenerife

CabildodeTenerife No Comments

¿Qué son los helechos? Los helechos, constituyen un grupo de vegetales primitivos que, aunque no desarrollan flores, poseen haces conductores y estructuras equiparables a tallos, hojas y raíces. Por lo general, se reproducen por esporas englobadas en esporangios que se agrupan a su vez en soros protegidos, cuya morfología y disposición contribuyen a su identificación, también poseen reproducción vegetativa por medio de rizomas.

Están mejor adaptados a vivir en ambientes frescos o húmedos y a zonas cálidas, por lo cual su diversidad y abundancia va disminuyendo a medida que nos alejamos de las zonas tropicales. Constituyen uno de los grupos vegetales terrestres más antiguos, presente ya desde el Período Carbonífero, hace más de 350 millones de años.

Tenerife es la isla con mayor número de helechos. Desde un punto de vista histórico, en 1724, L. Feuillée recoge, en su manuscrito del viaje al archipiélago para fijar la posición del meridiano 0, los primeros dibujos realizados in situ sobre helechos canarios, correspondientes a la hierba candil y a un trozo del fronde de un Polystichum setiferum, probablemente observados en las cercanías de La Laguna, en cuyos alrededores herborizó y donde pernoctó en varias ocasiones en casa de la familia Porlier.

Aportaciones significativas al conocimiento de este grupo de vegetales en Canarias fueron hechas a principios del siglo XIX por el famoso botánico A.J. Cavanilles, basándose en diversos materiales recolectados y enviados por el cónsul francés P.M.A. Broussonet desde Tenerife.

Los helechos están distribuidos en distintos hábitats, los lugares más favorecidos son aquellos que corresponden en general a los ambientes húmedos del Monteverde. Aparte de éstos, están presentes, aprovechando las épocas invernales más propicias, desde casi el nivel del mar hasta las cumbres por encima de los 2.000 m de altitud.

El Monteverde constituye el hábitat más idóneo para el desarrollo de esta peculiar flora. En torno a 15 especies se hallan casi exclusivamente en estos lugares, como el helecho colchonero, que se localiza sólo en  enclaves de los bosques de Anaga.

En el área natural de la laurisilva y bosques de fayal-brezal llegan a tener un protagonismo de primer orden las especies de gran porte, como el helecho de monte o la espectacular Woodwardia radicans, el mayor de los pteridófitos canarios, cuyos frondes pueden llegar a superar los tres metros de largo, dando nombre a El Pijaral en Anaga.